Entra

Entra con facebook

login facebook

¿No tienes cuenta?

La orilla del Omo

Widgets del proyecto

Vertical

<iframe src='https://www.lanzanos.com/apoya/3381/1/' width="200" height="285" frameborder='0'> </iframe>

Horizontal

<iframe src='https://www.lanzanos.com/apoya/3381/0/' width="334" height="110" frameborder='0'> </iframe>

Loogic Partners

En Loogic creemos en las personas y creemos que cuanto más cerca de ellas estemos, más podremos ayudarles y más podrán ayudarnos. Nosotros estamos limitados, somos un equipo magnífico pero que no llegamos a todas partes. Queremos tener personas que nos ayuden, sea de forma individual o desde empresas, que compartan la filosofía de Loogic y quieran ayudar a emprendedores, startups e inversores.

Nuestras áreas de acción son amplias, si crees que puedes ayudarnos en alguna de ellas, crees que puedes llevarlas a aquellos a los que nosotros no llegamos, queremos conocerte.

Loogic engloba:

¿Qué?



La orilla del Omo es una novela que nos hace recapacitar sobre el incierto rumbo que está tomando la humanidad.



Año 2015.



Isidoro Arrabal, prestigioso médico investigador y empresario español, emprende una intrincada maniobra para llevar a cabo un experimento ilegal con un enfermo terminal. Toma la imprudente decisión ya que, como propietario del laboratorio médico más importante del país, conoce las trabas burocráticas que conllevan realizar experimentos en humanos con una sustancia en fase de desarrollo. Pero la grave enfermedad degenerativa que padece su mujer, y su infinito amor por ella, lo empujan definitiva-mente a iniciar un acto de locura.



Tras un encuentro con su colega y amigo, el doctor Castillo, colaborador de Médicos sin Fronteras, éste le informa del hallazgo de un suero que tiene unas propiedades curativas sorprendentes. La sustancia es elaborada por una misteriosa tribu etíope que se deja ver una vez cada diez años en la orilla del río Omo (Etiopía). Sus habitantes no presentan indicios de enfermedad, ni defectos físicos, y curiosamente la población se ha mantenido inalterada, que se sepa, durante al menos veinte años: 37 miembros. Una serie de inquietantes datos que el doctor Arrabal interpreta como señales. Intuye que el suero puede contener un valioso secreto y probablemente la cura de su esposa.



El veterano doctor elaborará una estudiada operación para engañar a un oncólogo gaditano con un objetivo: que le suministre el suero a un paciente terminal de cáncer haciéndole creer que se trata de un medicamento analgésico. Su intención es conocer qué efectos provoca el suero para poder aplicárselo a su esposa con garantías.



Pero no existe el plan perfecto y el doctor Arrabal se encontrará con un grave obstáculo: el paciente de cáncer. Javier Salvatierra, un joven bombero que contrae un cáncer de pulmón sin cura, comienza a experimentar extrañas mejorías desde que se le suministra el falso fármaco. Después de una serie de pruebas médicas, el oncólogo que lo trata concluye que el cáncer ha desaparecido.



Las extrañas circunstancias que rodean la cura, incitan al bombero a investigar en busca de la verdad. Emprende un incierto viaje a Etiopía en el que descubrirá que su salvación tiene un precio. Deberá decidir si aceptar o rechazar el don (o la maldición) que le ha sido concedido, ya que conlleva una enorme responsabilidad.



¿Quiénes?



Tandaia es una joven editorial con voluntad de cambio, de dar la alternativa a autores que no la encuentran en otro lugar, con nuevas y refrescantes ideas como es el crowdfunding.



De este modo eres tú, ahora que te estás planteando cómo colaborar, el que decide si la obra que te presentamos verá la luz pasando a formar parte de nuestro catálogo... porque consideramos al lector parte fundamental del proceso.



Hoy se nos presenta Antonio Vidal.





A pesar de mi formación técnica y de mi escasa experiencia en el mundo literario, la buena aceptación que ha tenido mi primera obra me ha animado a seguir escribiendo sin descanso. En poco más de dos años he culminado tres novelas y actualmente estoy trabajando en una cuarta.



Debido a mi trabajo no dispongo de todo el tiempo que desearía para dedicarme a la escritura. Aun así, aprovecho mi tiempo libre para leer, y seguir escribiendo, con el fin de mejorar la calidad de mis futuros proyectos literarios.



¿Por qué?



Nadie mejor que el propio autor para indicarnos «por qué leer su libro»:



Vivimos en una sociedad que está ciega. Los avances tecnológicos nos hacen pensar que evolucionamos a una velocidad de vértigo, pero la realidad es que está sucediendo todo lo contrario. La tecnología nos deshumaniza convirtiéndonos en máquinas sin cerebro, y las facilidades que nos proporciona hacen que dejemos de usar la mente. Un simple dispositivo electrónico nos recuerda fechas, lo que debemos comer y cuantas calorías debemos consumir al día. Inconscientemente sucumbimos a una nueva forma de esclavitud: la esclavitud tecnológica.



Todo ello provoca que el ser humano camine perdido por un mundo que cree conocer. Pretende conquistar el cosmos cuando aún no ha explorado todos los recovecos de su propio planeta, y se obsesiona en encontrar el sentido a su vida cuando quizá la verdad está frente a sus propios ojos. Aunque no lo creamos, la Tierra nos guarda grandes sorpresas.



En La orilla del Omo, el protagonista, un joven bombero con una vida perfecta, contraerá una enfermedad que desgraciadamente va a estar muy presente en las próximas décadas: el cáncer. Pero sin saberlo, su médico le inyecta un medicamento experimental que dará un resultado inexplicable. A pesar de ser una historia de ciencia ficción, cualquiera que posea una mente abierta reducirá que es un historia que no se aleja de algo que podría suceder.



Con La orilla del Omo, pretendo que el lector se detenga y recapacite sobre el verdadero sentido de su existencia, y que se ponga en el lugar de su protagonista. ¿Cómo vivirías si supieras que se acerca tu fin? ¿Y si el destino te ofreciera una nueva oportunidad?



He aquí un fragmento a modo de muestra:



«El doctor y empresario, tomó una buena bocanada de aire para posteriormente expulsarlo en un largo suspiro. Con gesto de expectación, como el coleccionista que abre el paquete que guarda la última pieza de su colección, retiró la goma elástica para destapar el contenido. En ese momento, el camarero dejó sobre la mesa la botella de vino y dos copas; le sirvió a Manuel pero él hizo un movimiento con la mano en señal de que no quería beber más.



Tras la interrupción, Isidoro comenzó la lectura ante la mirada de su amigo que seguía disfrutando del exquisito caldo. Este observaba como su rostro cambiaba a medida que pasaba las hojas.



-¿Qué demonios es esto? -preguntó, cuando había hojeado la mitad de la documentación.



-No saques conclusiones precipitadas. Tenemos tiempo suficiente, así que cuando termines de examinarlo por completo lo comentamos.



Isidoro aceptó la sugerencia. Continuó pasando las páginas como el arqueólogo que ha desenterrado un valioso manuscrito. Entretanto, su amigo seguía a lo suyo y se servía otra copa.



A los pocos minutos concluyó la lectura.



-Esto no, es…, a ver… -No encontraba las palabras que buscaba mientras pasaba las hojas en ambos sentidos.



Manuel esperaba a que su amigo lograra elaborar una frase inteligible.



El doctor Arrabal dejó de jugar con las hojas y cerró la carpeta. Abortó la complicada misión de componer una frase coherente y la sustituyó por una sola palabra.



-Imposible.



-¿Estás seguro? -le preguntó Manuel, mirándole por encima de sus gafas.



-Desde el punto de vista científico sí.



-¿Y desde el punto de vista no científico?



La pregunta le bloqueó y pidió una aclaración.



-¿Qué quieres decir?



-Hemos tenido esta conversación cientos de veces, Isidoro. Lo que quiero decirte es que la ciencia hoy explica cosas que hace años no tenían ni pies ni cabeza. Los científicos e investigadores necesitan tiempo, años de trabajo para lograr encontrarle sentido a sucesos que a sus ojos parecen inexplicables; quizá este sea una de ellos.



-Tienes razón. Como sueles hacer me creas dudas. La tribu de los karoas. ¿Qué significa el nombre?



-No lo sé. El holandés me dijo que las tribus del valle del Omo les denominaban "Los Fantasmas".



-Los Fantasmas -repitió, con gesto pensativo-. Empieza a ponerse interesante. ¿Lo has podido comprobar? Quiero decir, ¿esto es verídico?



-No puedo responderte con seguridad, pero te garantizo que esos documentos reflejan el resultado de décadas de estudio de una persona seria y entregada a su trabajo, y un reconocido antropólogo que goza de un importante prestigio mundial. Además hay un amplio reportaje fotográfico.



-¿Y si estuvieran trucadas?



-¿Estás llamando farsante al holandés? No juzgues a una persona que no conoces. Traté con él durante meses y sé de primera mano que era un tipo formal, enamorado de su labor. No creo que quisiera marcharse de este mundo gastando una broma pesada.



Isidoro abrió la carpeta y cogió dos fotos para mostrárselas a su colega.



-¿Realmente son la misma persona?



-Pienso que sí, son la misma persona, o al menos eso indican las pinturas que adornan su cuerpo.



En una de las imágenes se veía un indígena etíope de unos cincuenta años de edad, y en el reverso se leía: Año 2002. En la segunda foto aparecía un miembro de la tribu cuyos rasgos hacían pensar que era el mismo de la imagen anterior, pero parecía ser unos años más joven, aparentaba treinta, y en la cara trasera estaba escrito: Año 2012. Observó algunas fotos más en las que se apreciaban personas cuyos rasgos físicos y pinturas coincidían, pero la edad no correspondía con las fechas anotadas en sus reversos; algunas de ellas parecían tener un aspecto más joven con el paso del tiempo.



Isidoro se mostraba nervioso. Cruzó las manos sobre la mesa y movía sus pulgares dibujando círculos.



-¿Qué me dices del rito? Es…, no sé cómo decirlo…



-Terrorífico, satánico, escalofriante -describió Manuel, midiendo su tono de voz-. Te entiendo. Como has leído, Manfred llevaba años socavando información e interrogando a las tribus del valle, pero se mostraban temerosos cuando les hablaba de sus vecinos los karoas. Era un tema tabú. Estableció contacto visual con ellos dos veces desde que comenzó el estudio en la zona, y de sus observaciones concluyó que el rito lo efectúan cada diez años.



-¿Y durante ese tiempo?



-Sencillamente desaparecen, no se les vuelve a ver. El día del rito se instalan en la orilla del rio y realizan los preparativos. Cuando llega la noche, llevan a cabo una especie de danza tribal a la luz de una hoguera y al son de unos rudimentarios instrumentos de percusión. Recogen agua del rio para mezclarla con unas semillas que previamente han triturado, y todo ello lo agitan dentro de una de olla de barro. Posteriormente vierten la composición en un pequeño cuenco de madera. La ceremonia gira en torno a ese cuenco del que solamente bebe el patriarca, el jefe del grupo, que es el único anciano. Este ingiere la pócima y el resto de indígenas danzan alrededor haciendo reverencias al cielo. El patriarca parece entrar en un estado de éxtasis y comienza a convulsionar sin control. Cuando su cuerpo vuelve a relajarse, le practican dos incisiones en las muñecas y vierten su sangre en el interior de ese cuenco de madera. Acto seguido, todos y cada uno de ellos beben de él festejando el momento. Al día siguiente, desaparecen sin más. No queda rastro de ellos, absolutamente nada»



Además...



Sabemos que son tiempos difíciles, también nosotros los sufrimos, y es posible que no te encuentres en disposición de apoyarnos con tu mecenazgo en estos momentos... pero esperamos que si esto te ha llegado al alma, incluso si tal vez conoces en persona al autor, trates de difundir esta campaña (facebook, twitter, blogger, boca-oreja... ) para que alcancemos nuestra meta y Antonio Vidal vea publicada su obra.



Gracias por vuestro tiempo


Editorial Tandaia

location Santiago de Compostela, España
Desde su origen, en 2014, Tandaia ha tenido perfectamente claro su objetivo; dar una oportunidad a quienes, derrochando calidad, otras editoriales se la niegan. Siguiendo esta línea, en apenas un par de años contamos con cuatro colecciones de Ficción dirigidas a distintos géneros: desde la novela histórica hasta la literatura juvenil, pasando por el noir o el alt-lit. En este momento, habiendo mantenido nuestro espíritu inicial, Tandaia se abre a nuevos mercados sin perder de vista el objetivo de buscar nuevos valores para que vosotros, lectoras y lectores, aquellos a quienes buscamos complacer con un catálogo plural y de calidad, podáis acceder a nuestros títulos en distintos formatos y cada vez desde lugares más lejanos. Así pues, contamos con presencia en Latinoamérica y con nuestros libros en formato digital en las distintas plataformas de ventas de ebooks. Confiamos en que, si ya nos conocías, podamos continuar compartiendo todo esto contigo... y si acabas de dar con nosotros, esperamos que la apuesta de Tandaia permita que sea el inicio de una gran amistad.
Escoge tu recompensa
3€
RESERVA INTERNACIONAL
Si te encuentras fuera de España y quieres recibir cualquiera de las reservas que se ofrecen en campaña, debes seleccionar esta categoría y sumar (en el cajón superior) el valor de la reserva que te interesa a los 3€ de gastos de envío que vienen por defecto.
1 personas han apoyado
Apoyar ahora
19€
EJEMPLAR DEL LIBRO
Al elegir esta recompensa el mecenas recibirá en su casa un ejemplar de LA ORILLA DEL OMO semanas antes de que esté disponible en las tiendas; para ti o como ese regalo que te resistes a elegir.
11 personas han apoyado
Apoyar ahora
24€
EJEMPLAR Y GALERADAS
Escogiendo esta opción tendrás la posibilidad de avanzar en la historia en cualquier parte, sea en pantalla o papel; con un ejemplar del libro físico y las galeradas (en pdf) que se envían a imprenta.
0 personas han apoyado
Apoyar ahora
29€
PREMIUM
Todo lo anteriormente expuesto (ejemplar y galeradas) pero, además, verás tu nombre impreso en los agradecimientos del libro... para que cuando Antonio Vidal sea una celebridad puedas demostrar que colaboraste en su éxito.
4 personas han apoyado
Apoyar ahora
35€
DOS EJEMPLARES
Para ti, familiares y amigos... dos ejemplares con un pequeño descuento y gastos de envío gratuitos (en España) semanas antes de que salga a la venta.
5 personas han apoyado
Apoyar ahora