Login

Log in using your Facebook account

login facebook

Don´t you have an account?

Pistola de ozono

Project widgets

Vertical

<iframe src='https://www.lanzanos.com/distrito93/apoya/3854/1/' width="260" height="510" frameborder='0'> </iframe>

Horizontal

<iframe src='https://www.lanzanos.com/distrito93/apoya/3854/0/' width="334" height="110" frameborder='0'> </iframe>

Loogic Partners

En Loogic creemos en las personas y creemos que cuanto más cerca de ellas estemos, más podremos ayudarles y más podrán ayudarnos. Nosotros estamos limitados, somos un equipo magnífico pero que no llegamos a todas partes. Queremos tener personas que nos ayuden, sea de forma individual o desde empresas, que compartan la filosofía de Loogic y quieran ayudar a emprendedores, startups e inversores.

Nuestras áreas de acción son amplias, si crees que puedes ayudarnos en alguna de ellas, crees que puedes llevarlas a aquellos a los que nosotros no llegamos, queremos conocerte.

Loogic engloba:

La Novela



Es el año 2036 y ha pasado mucho tiempo desde que Nora, una adolescente gitana, fuese violada por el agente Balaam Arsuaga, un policía local, cuando ella contaba con tan solo quince años. Pero el paso del tiempo no trajo muchos cambios a la ficticia ciudad aragonesa de Palacios.



Harta de la violencia de género, de los ataques a ancianos, del acoso sexual y otras injusticias, y muy enfadada con una Policía en la que ya no confía, Nora empieza a fabricar sus propias pistolas para defenderse y proteger a otros de todo ese crimen que yace sin investigación. Pero no son pistolas convencionales, ya que al accionarlas estas quedan inservibles gracias a la fuerza del ozono y a materiales nuevos que la protagonista ha ido descubriendo. Debido al asesinato de un miembro de una de las bandas callejeras que campan a sus anchas todas las noches por la ciudad, las vidas de Nora y de Arsuaga se vuelven a cruzar sin que ella sospeche quién es ese hombre a quien había disparado, y sin que Balaam la reconozca.



Mientras, la ciudad vive una breve era de crímenes que la sitúan en el punto de mira de los medios de masas y dentro de la ciudad suceden historias propias de un lugar donde salir a la calle supone correr un gran riesgo. Cada disparo hace mella en Nora, pues, a diferencia de su agresor, ella no disfruta apretando el gatillo.



El Autor



Me llamo Rubén Benítez, nací el jueves 14 de abril de 1994 y vivo en la localidad barcelonesa de Barberà del Vallès, donde me crié. Mi primer contacto con la escritura fue durante la enseñanza, a los catorce años, cuando me abrí un blog del que ya no queda rastro en el que escribía para descargar mis frustraciones de adolescente. Se trataba de una situación chocante, pues por aquel entonces no me gustaba leer. Las lecturas obligatorias del instituto no me atraían, me resultaban tediosas y la lectura me generó distancia durante un tiempo. Más adelante, con quince años, abrí otro blog, esta vez sobre mitología griega. En él me planteé ofrecer lo que no había visto en ningún libro de mitología publicado en la era moderna: mitología griega explicada de manera cronológica y con un lenguaje tan llano como las aptitudes narrativas que tenía por aquel momento. Dejé el blog por apatía y porque empecé a interesarme por leer gracias a novelas que me dejaban atrapado. Al principio solo leía novelas en las que se había basado una película que me había gustado, y poco a poco creció en mí un lector. Pasé meses leyendo dramas, ciencia ficción, terror, teatro, humor, novela gráfica y manga. Seguí con el asunto de los blogs un tiempo, pero no duró mucho. Necesitaba un reto más ambicioso que captase mi atención y un proyecto que requiriese de continuidad.



Disponer de tiempo libre me permitió escribir más. Sobre todo escribía pequeños relatos, canciones y poemas. Hasta que empecé la carrera que deseaba hacer, traducción e interpretación de idiomas, y aproveché para darle un toque de profundidad a aquel estilo satírico gracias al cual pude mantener la calma ante las adversidades en mi adolescencia. Los nuevos escritos eran más largos, estaban interrelacionados, y algunos poco o nada tenían que ver con mi vida. Había empezado a ser creativo, y a utilizar mi imaginación no como adorno para una realidad triste, sino como una ficción disparatada para el divertimento de mis escasos lectores, mis amigos. Solían decirme que podían oír mi voz cuando me leían, declaración que supuso un empujón para me envalentonara a autopublicarlos en la editorial Artgerust bajo el nombre de «Neuronas fritas, bien fritas».



Desde que le cogí el gusto a la lectura y a la escritura no he dejado de hacer ninguna de las dos cosas. Ahora es cuestión de seguir trabajando y encontrar alguna editorial de verdad que deposite su confianza en mis nuevas historias. Entre noviembre de 2017 y junio de 2018, en un punto de transición, escribí Pistola de Ozono, mi primera novela negra, con toques de crítica social y fantasía.



Actualmente compagino el trabajo como traductor con la escritura. Me gusta llevar una vida tranquila, trabajar duro, la buena compañía, la buena comida, una cerveza de vez en cuando, el cine y debatir sobre cualquier tema que tenga enjundia.





«Si estás hasta las narices de finales abruptos e insustanciales, de villanos poco creíbles o que no atemoricen, de personajes que no evolucionen o tengan demasiados tabúes, si no le tienes miedo a la política ni a admitir tus errores o contradicciones; entonces te recomiendo no tenerle miedo a nada, no ponerle palos en la rueda a tu imaginación y creatividad: te recomiendo leer Pistola de Ozono».



Una Muestra



«Hasta a día de hoy los escombros del edificio de colores grisáceos que se encontraba frente a la fábrica armas permanecen sin que nadie los recoja. Cada día, decenas de obreros y sus superiores van a trabajar a la fábrica, pero ninguno se fija en ese montón de hormigón y yeso rodeado de naves industriales. Quizás los trabajadores están demasiado dormidos cada vez que tienen que ir a trabajar, y al salir solo puedan pensar en volver a ver a sus familias o en comerse un frankfurt con los compañeros en un local cercano que había ganado mucha fama en aquel entonces. Tal vez ocupen sus horas de descanso en recuperar fuerzas, comerse el bocadillo, ir al baño o cuestionarse por qué se siguen fabricando armas y a quién se las venderán los distribuidores. Después de todo, ¿algún trabajador había visitado alguna vez una tienda de armas? ¿Cuántas había en cada ciudad? ¿Conocía alguien a algún vendedor de armas? ¿Invitaría ese vendedor de armas a algún cartucho a los clientes más asiduos?
          Los transportistas que llevaban materiales y recogían la mercancía manufacturada tampoco sabían ni les importaba qué hubo dentro de la casita de hormigón. Podría haberse tratado de una guardería abandonada, de los decorados restantes de una película de terror, de alguna instalación secreta del gobierno o de cualquiera de los sueños húmedos del conspirador más insistente del foro más oscuro de internet.
          Pero los que vivieron la historia de las mal llamadas pistolas de ozono y las manchas relucientes jamás olvidarán lo que se vivió bajo esos escombros, o las ideas que habrán trasladado a otro lugar que pase desapercibido, y la historia que tuvo lugar en el año 2036. Hasta día de hoy nadie más ha usado las pistolas de ozono, así que cada vez que una bala da en una diana humana, no se tarda en deducir cuál de los pocos guerreros callejeros que queda acaba de atacar. O lo sería si alguno de ellos siguiera con vida o no lo hubieran atrapado.
          Corrían tiempos de crisis. No solamente crisis económica, sino también de valores. Nora solía decir que ambos conceptos están más ligados de lo que parece. Nora, la creadora de las pistolas que disparan las balas que aterrorizaron a los habitantes de la ciudad de Palacios, sabía muy bien que el reparto poco justo de la riqueza conllevaba que la falta de valores de una sociedad saliera a la luz sin caretas.
          Todo comenzó hace ya muchos años, pero no tantos. Mucho antes de la creación del arma más curiosa creada por un fabricante no profesional desde el kalashnikov. Mucho antes de oír el primer disparo, aquel 22 de enero del año 2036.
          El disparo lo produjo la misma Nora en persona, a través de un agujero en la pared del sótano que convirtió en su segunda vivienda. Había oído pasos en la escalera que se acercaban gradualmente a la puerta y la voz de una adolescente. No era la voz típica de una adolescente, entre alegre y cargada de pasotismo, sino que era rápida como si la chica hubiese tomado un estimulante. Una voz femenina que dijo:
          —Viólame».



Media



Por otro lado, independientemente de que colaboréis realizando vuestra reserva o no, en ocasiones no se puede, sería una inestimable ayuda que os hicieseis eco de esta campaña a través del boca-oreja o por redes sociales... la Cultura, Distrito 93 y Rubén Benítez os lo agradeceremos.


Distrito 93

location Córdoba, España
Distrito 93 irrumpe en 2019 con el propósito de convertirse en un sello editorial de referencia de género negro y denuncia social en lengua española, con independencia de que el libro haya sido gestado en Albacete, Culiacán o el Valle Sagrado de los Incas. Nuestro fondo se nutre de autores que, con independencia de si arrastran una dilatada carrera literaria o aún están dando sus primeros pasos en estas lides, ofrecen una innegable calidad narrativa que aguardamos satisfaga a propios y extraños.
Escoge tu recompensa
17€
LA NOVELA (solo España)
Seleccionando este tipo de reserva recibirás un ejemplar del libro en el domicilio que nos facilites. Sin gastos de envío en España.
1 people have backed
Apoyar ahora
20€
LA NOVELA (fuera de España)
Seleccionando este tipo de reserva recibirás un ejemplar del libro en el domicilio que nos facilites, con un pequeño recargo por gastos de envío ya incluido... independientemente de que vivas en Santiago de Chile o en Sidney.
0 people have backed
Apoyar ahora
25€
NOVELA Y AGRADECIMIENTO (solo España)
En este caso recibirás el libro con tu nombre incluido en un texto de agradecimientos redactado por el autor.
1 people have backed
Apoyar ahora
28€
NOVELA Y AGRADECIMIENTO (fuera de España)
En este caso recibirás el libro con tu nombre incluido en un texto de agradecimientos redactado por el autor; con los gastos de envío para fuera de España ya cubiertos.
0 people have backed
Apoyar ahora
34€
POR DUPLICADO (solo España)
Dos ejemplares con los gastos de envío gratuitos (en España) para compartir con quien quieras.
0 people have backed
Apoyar ahora
40€
POR DUPLICADO (fuera de España)
Dos ejemplares con los gastos de envío ya cubiertos en el precio para compartir con quien quieras.
0 people have backed
Apoyar ahora