Login

Log in using your Facebook account

login facebook

Don´t you have an account?

La frágil moral

Project widgets

Vertical

<iframe src='https://www.lanzanos.com/distrito93/apoya/3855/1/' width="260" height="510" frameborder='0'> </iframe>

Horizontal

<iframe src='https://www.lanzanos.com/distrito93/apoya/3855/0/' width="334" height="110" frameborder='0'> </iframe>

Loogic Partners

En Loogic creemos en las personas y creemos que cuanto más cerca de ellas estemos, más podremos ayudarles y más podrán ayudarnos. Nosotros estamos limitados, somos un equipo magnífico pero que no llegamos a todas partes. Queremos tener personas que nos ayuden, sea de forma individual o desde empresas, que compartan la filosofía de Loogic y quieran ayudar a emprendedores, startups e inversores.

Nuestras áreas de acción son amplias, si crees que puedes ayudarnos en alguna de ellas, crees que puedes llevarlas a aquellos a los que nosotros no llegamos, queremos conocerte.

Loogic engloba:

La Novela



La obra refleja el Chicago actual, como Londres, Nueva York, Washington, donde todos los actos entrañan una elección final a despecho de la complejidad e intereses, por aquello de a buen juez, mejor testigo. Es una narrativa sobre la vida real. La sólida evidencia de riqueza lo precisa; lo que demuestra lo difícil que es encandilar sino con envidia subliminada.



Regenerar el destino es otro placer añadido. Cuando la sociedad es el tirano. Sin duda, se es muy consciente de los males que nos acechan: la demagogia, los extremismos, el peligro siempre latente de los sistemas totalitarios y los tics dictatoriales; al revelarlos, nos previene y contagia.



El Autor



Un puñado de caramelos, el sonido de la ausencia, la hija del aire, el castigo sin venganza, y alocadas y compulsivas carreras forman parte de las muchas sensibilidades del autor, que, pareciera o no extraño, como que durmiera en un balcón y lo observase todo, tal que tuviera sed y no tuviera nada. Pasa por tantos oficios al escribir que le permite tener un ancho conocimiento de los ruidos, las furias, los santuarios y ciertos pueblos siendo capaz de relatar un país sin esperanza, o bien, toda una ciudad capital, como es el caso de la novela La frágil moral, reconociendo hasta los derechos de las personas no humanas y todas esas sociedades decentes, o de parecidos y miedos.



Siempre, con una mirada desconocida, que, no impuesta, apuntando a un futuro no especialmente terrible, pero que exige una gran capacidad de transformación. Es su psicología del color, tratando de obtener toda enseñanza que nuestra mente acepte... Si eso les fuera un problema, discútanlo con su jefe: solo trabaja. El secreto profesional es duro de sobrellevar.



Y no nació ayer, luego a menos que tengan más preguntas (www.pebeltor.com) es momento de empezar.





«Una novela descarnada sobre ejecutivos y empleados, algunos con toques mágicos, de las que agrandan los ojos con gestos de sorpresa, manteniendo la mirada fija ante sí o los labios apretados con expresión despectiva. La Tierra, como tal, no debería alimentar a miles de personas más con seres como los Peterson, y sus secuaces. Son auténticas bestias, implacables, y remedio. Gentes que marcan, poderosos sin ruido, y personas de la más tosca ignorancia.



Pueden ser mucho, pero no lo suficiente como para crear a un ser humano civilizado y forjar una sociedad plural que les reporte más y más riqueza, tanta como divinidad. Hoy en día, gentes de clase, a los que Dios no tolera ¿o sí?, hasta catedráticos de acolchadas cunas y linajes».



Una Muestra



«—La peor perversión sexual es la castidad, niñita —dijo una vez. Según él, como Dios lo hizo y aun peor muchas veces.
          Mundos sutiles en los que no desistían, como la gasolina y el fuego:
          —Las montañas no se mueven, siempre hay tiempo de volver. Piensa, una mujer se hace. Piensa en toda la belleza que hay alrededor, y sé feliz.
          Parte de ese poder e imaginación era eso, la paz evitando la vida, antídoto para el miedo de la vejez. Un arcoíris de caos, y con lucha. Las jóvenes enfermeras, bonitas, no solo administraban fármacos. Con anteojos de muchas dioptrías había quien las espiaba recitar. Un Ford Falcon Deluxe de los setenta llegó a regalarle a una de tantas el padre, reconstruido a conciencia. No en su casa, sí en el centro de trabajo. Su casa, hacía mucho que dejó de ser la casa de alguien con familia. Él y su esposa eran ondas de agua yendo y viniendo. Una victoria con muy mal resultado, unidos por la tecnología alemana de la silla de ruedas. Otro acicate de su submundo, y el ruido de fondo menos exuberante. Cuando la impaciencia le podía, la catalogaba de ataúd destapado, viviendo a muerte lenta. Benjamin, un hombre con mucha paciencia, intentaba no desviarlos de la norma: del progreso conjunto. Cierto es, que a veces miraba el reloj.
          Cuando nada era seguro, todo era posible con él. Al igual que el padre, caminaba por todas partes con facilidad. A decir verdad, el padre, como que enamorado de su existencia, y el otro como si nunca hiciera nada nuevo. Posiblemente llevaría silenciador en la pistola. Quiso una vez acordarse.
          Rondaban perros perdidos en las inmediaciones del Centro J.M. Peterson, sin collar. Sucios, tuertos. Sin dueño. De los que no molestaban a nadie y nadie los molestaba a ellos, formando parte de un redil en los exteriores. Nunca antes un entramado de tanto lujo tuvo ese extrarradio así. En días hacían batidas y todo el universo cobraba ritmo, solo que la verdad nunca fue pura y raramente simple. Para los escoltas, quitarle el polvo a la vida diaria, era rutina. No los hacía más poderosos. Había una especie de belleza en lo imperfecto. En uno de los sótanos, donde no se podía pasar ni pintar nada, pasase lo que pasase, a veces usaban la espada y los sables con los cánidos, policías y algunos viejos medianamente curtidos».



Media



Por otro lado, independientemente de que colaboréis realizando vuestra reserva o no, en ocasiones no se puede, sería una inestimable ayuda que os hicieseis eco de esta campaña a través del boca-oreja o por redes sociales... la Cultura, Distrito 93 y Pebeltor os lo agradeceremos.


Distrito 93

location Córdoba, España
Distrito 93 irrumpe en 2019 con el propósito de convertirse en un sello editorial de referencia de género negro y denuncia social en lengua española, con independencia de que el libro haya sido gestado en Albacete, Culiacán o el Valle Sagrado de los Incas. Nuestro fondo se nutre de autores que, con independencia de si arrastran una dilatada carrera literaria o aún están dando sus primeros pasos en estas lides, ofrecen una innegable calidad narrativa que aguardamos satisfaga a propios y extraños.
Escoge tu recompensa
18€
LA NOVELA (solo España)
Seleccionando este tipo de reserva recibirás un ejemplar del libro en el domicilio que nos facilites. Sin gastos de envío en España.
3 people have backed
21€
LA NOVELA (fuera de España)
Seleccionando este tipo de reserva recibirás un ejemplar del libro en el domicilio que nos facilites, con un pequeño recargo por gastos de envío ya incluido... independientemente de que vivas en Santiago de Chile o en Sidney.
0 people have backed
26€
NOVELA Y AGRADECIMIENTO (solo España)
En este caso recibirás el libro con tu nombre incluido en un texto de agradecimientos redactado por el autor.
0 people have backed
29€
NOVELA Y AGRADECIMIENTO (fuera de España)
En este caso recibirás el libro con tu nombre incluido en un texto de agradecimientos redactado por el autor; con los gastos de envío para fuera de España ya cubiertos.
0 people have backed
36€
POR DUPLICADO (solo España)
Dos ejemplares con los gastos de envío gratuitos (en España) para compartir con quien quieras.
0 people have backed
42€
POR DUPLICADO (fuera de España)
Dos ejemplares con los gastos de envío ya cubiertos en el precio para compartir con quien quieras.
0 people have backed